¿Qué es el diseño receptivo?

Diseñar una gran página web solía ser fácil. En el pasado, solo tenía que tener en cuenta que alguien abría su sitio en una computadora de escritorio o portátil, todos tenían dimensiones de pantalla muy similares para tener en cuenta a medida que organizaba el contenido.

Ese mundo se fue hace mucho tiempo.

Hoy en día, su sitio web debe poder mostrar contenido en una variedad de tamaños de pantalla, muchos de los cuales son muy diferentes. Basta pensar en la diferencia entre las dimensiones de una pantalla móvil (más pequeña y orientada verticalmente) y una pantalla de escritorio (más grande y orientada horizontalmente), sin mencionar las tabletas, los monitores orientados verticalmente, las pantallas curvas e incluso los relojes inteligentes.

Puede que los días de una solución única para todos hayan quedado atrás, pero gracias a las técnicas de diseño receptivo, puede crear un sitio web que pueda adaptarse sin problemas a casi cualquier tamaño de pantalla para crear una visualización y una experiencia de usuario excepcionales.

¿Qué es el diseño receptivo?

El diseño receptivo es un enfoque del desarrollo web que garantiza que un sitio web podrá adaptar su diseño a múltiples dispositivos con diferentes dimensiones de pantalla. Ya sea que esté viendo un sitio web en una computadora de escritorio, una computadora portátil, un teléfono o una tableta, el diseño del sitio web debe cambiar en consecuencia para que todo sea fácil de leer y usar.

A medida que cambian las dimensiones de la pantalla, la ubicación y el tamaño de varios elementos de diseño (imágenes, texto, barras de navegación, etc.) se ajustan para adaptarse al espacio existente en lugar de simplemente acercar o alejar.

Aunque los métodos de diseño receptivo han evolucionado significativamente durante la última década, los desarrolladores de hoy en día suelen utilizar una combinación de HTML y CSS para crear sitios web dinámicos que toman en cuenta automáticamente las dimensiones de la pantalla del usuario. El HTML define el contenido y la estructura de la página, mientras que la parte CSS determina cómo se mostrará en la pantalla.

Los desarrolladores pueden proporcionar instrucciones de CSS sobre cómo organizar y escalar los elementos de la página en función del tamaño de la pantalla, lo que afectará dinámicamente la forma en que el navegador representa el código HTML. Dado que hoy en día se utilizan tantas pantallas diferentes, no intentan crear reglas para todos los dispositivos imaginables.

En su lugar, utilizan un conjunto flexible de estándares para establecer puntos de ruptura que indican cuándo son necesarias nuevas reglas de visualización. Estos puntos de ruptura generalmente se basan en el ancho de píxel, por lo que en diferentes tamaños de pantalla, los elementos de la página se organizarán para ajustarse a las dimensiones disponibles.

Cuando un visitante abre una página web, la página realiza inmediatamente una consulta de medios para identificar las características, las dimensiones y la orientación del dispositivo de visualización, generalmente un teléfono móvil, una tableta o un monitor de computadora.

Luego sirve el contenido HTML en función de las instrucciones CSS proporcionadas para esas características, lo que garantiza que las imágenes, las columnas y el texto se ajusten a la pantalla y sean fáciles de ver y navegar.

Diseño receptivo frente a diseño adaptativo frente a diseño solo para dispositivos móviles

Aunque las consultas de medios hacen que la página web muestre el contenido de diferentes maneras, todavía hay una sola versión del sitio web. Las instrucciones de CSS determinan cómo se presenta el contenido en diferentes puntos de interrupción, pero el sitio no se basa en un conjunto diferente de código HTML cuando eso sucede. Esto es lo que hace que el sitio responda; toma el contenido existente y lo muestra de manera diferente según las condiciones especificadas.

Otro enfoque para adaptarse a las diferencias en las dimensiones de la pantalla es crear una variedad de diseños fijos para varios tamaños de pantalla. Cuando una consulta de medios identifica las dimensiones del dispositivo del usuario, el sitio carga el diseño predefinido asociado con esos parámetros.

Este enfoque se llama diseño adaptativo, lo cual es un poco confuso dada la similitud entre los términos «adaptativo» y «responsivo». Lo más importante que debe recordar aquí es que un sitio adaptable puede ofrecer múltiples versiones del sitio en lugar de dejar que el diseño se reorganice según un conjunto de instrucciones.

El diseño adaptativo tiende a requerir más mano de obra y recursos, ya que requiere que los desarrolladores construyan y alojen múltiples versiones del mismo sitio.

No existen estándares universales para las dimensiones de la pantalla, ya que todos los años se lanzan nuevos dispositivos, pero los sitios web que utilizan diseño adaptable suelen incluir diseños para hasta seis anchos de pantalla comunes (320, 480, 760, 960, 1200 y 1600 píxeles).

Cada uno de esos diseños debe construirse y alojarse en algún lugar, lo que puede prolongar los plazos de desarrollo y aumentar los costos de almacenamiento. También significa que es posible que los dispositivos con tamaños de pantalla ligeramente diferentes no muestren el contenido según lo previsto.

Otro enfoque para adaptarse a las diferencias en las dimensiones de la pantalla es crear una variedad de diseños fijos para varios tamaños de pantalla. Cuando una consulta de medios identifica las dimensiones del dispositivo del usuario, el sitio carga el diseño predefinido asociado con esos parámetros.

Este enfoque se llama diseño adaptativo, lo cual es un poco confuso dada la similitud entre los términos «adaptativo» y «responsivo». Lo más importante que debe recordar aquí es que un sitio adaptable puede ofrecer múltiples versiones del sitio en lugar de dejar que el diseño se reorganice según un conjunto de instrucciones.

El diseño adaptativo tiende a requerir más mano de obra y recursos, ya que requiere que los desarrolladores construyan y alojen múltiples versiones del mismo sitio. No existen estándares universales para las dimensiones de la pantalla, ya que todos los años se lanzan nuevos dispositivos, pero los sitios web que utilizan diseño adaptable suelen incluir diseños para hasta seis anchos de pantalla comunes (320, 480, 760, 960, 1200 y 1600 píxeles).

Cada uno de esos diseños debe construirse y alojarse en algún lugar, lo que puede prolongar los plazos de desarrollo y aumentar los costos de almacenamiento. También significa que es posible que los dispositivos con tamaños de pantalla ligeramente diferentes no muestren el contenido según lo previsto.

Otro enfoque que ha caído en desgracia en gran medida es el diseño móvil independiente. Cuando las personas comenzaron a usar teléfonos inteligentes para visitar páginas web, muchas empresas crearon un sitio web separado exclusivamente para dispositivos móviles. Cuando alguien visitaba el sitio en un dispositivo móvil, se conectaba a una página diseñada específicamente para pantallas e interfaces móviles.

Sin embargo, construir un sitio separado obviamente requería mucho más mantenimiento y administración. No solo era necesario mantener el sitio desde un punto de vista técnico, sino que también debía actualizarse en paralelo con el sitio de escritorio principal para mantener la paridad de características y contenido. Con la proliferación de tabletas y pantallas de escritorio más grandes, este enfoque independiente es una solución mucho menos atractiva.

¿Por qué es importante el diseño receptivo?

La gran ventaja del diseño receptivo es que garantiza que los visitantes de su sitio web siempre tengan una experiencia agradable. En el pasado, un sitio web diseñado con dimensiones específicas en mente aparecía roto o era difícil de navegar en diferentes tamaños de pantalla.

Pero ya no vivimos en un mundo de escritorio primero, y no lo hemos hecho durante bastante tiempo. Los dispositivos móviles han representado aproximadamente la mitad del tráfico global de Internet desde 2017, por lo que el imperativo de crear sitios web que puedan acomodar varias dimensiones de visualización no es una moda o una nueva tendencia.

Si no está incorporando elementos receptivos en sus diseños web, su sitio se sentirá anticuado y torpe para los visitantes. Un estudio histórico realizado hace casi una década descubrió que las personas se forman una impresión sobre un sitio web en solo 50 milisegundos (0,05 segundos). Si su sitio no muestra el contenido en la pantalla correctamente o si es difícil navegar, es muy probable que el visitante pase al siguiente sitio. Esa oportunidad perdida no solo significa perder a ese cliente, sino también el potencial de retorno comercial y recomendaciones.

5 beneficios del diseño receptivo

Si aún no está utilizando un diseño receptivo en su sitio web, aquí hay algunas razones por las que debería comenzar a implementarlo más temprano que tarde.

  1. Facilidad de uso
    Con un diseño receptivo, los usuarios pueden navegar fácilmente por su sitio web independientemente del dispositivo que estén utilizando. Todo el contenido se mostrará en un formato de fácil lectura, y todos los botones y enlaces serán fáciles de hacer clic. Esto reduce la frustración y le permite cultivar un viaje de cliente optimizado para los visitantes del sitio web.
  2. Un diseño para todos los dispositivos
    A diferencia del diseño de sitios web tradicional, el diseño receptivo le permite tener solo una versión de un sitio web que se ajustará automáticamente para adaptarse a varios tamaños de pantalla. Esto ahorra tiempo de desarrollo, lo que le permite dedicar más tiempo a crear una excelente experiencia de usuario que funcione para todos los dispositivos en lugar de crear varias versiones del mismo sitio.
  3. Compatibilidad
    Su sitio estará optimizado para los dispositivos más populares, incluidos teléfonos inteligentes y tabletas. Dado que el diseño receptivo se centra en el tamaño de la pantalla y no es específico del dispositivo, no tiene que preocuparse tanto por cómo los nuevos dispositivos ven su contenido (a menos que haya un gran cambio en las dimensiones de la pantalla).
  1. Mejora de la optimización de motores de búsqueda (SEO)
    Cuando su sitio web es visto por una gran cantidad de personas en diferentes dispositivos, tiene el beneficio adicional de mejorar los resultados de SEO. Esto se debe a que se supone que los sitios web que se visitan con frecuencia son más relevantes que los sitios que no son tan populares. Las vistas más frecuentes también ayudan a mejorar la apariencia de su sitio en los resultados de búsqueda orgánicos.
  2. Compromiso del usuario
    Un diseño receptivo mantendrá a los usuarios comprometidos con su sitio web por más tiempo porque no tendrán que desplazarse y hacer zoom constantemente para leer texto o ver imágenes. En última instancia, esto conduce a una mejor experiencia de usuario y a una mayor probabilidad de que el usuario regrese a su sitio web en el futuro.

Prepárate para cualquier cosa con un diseño receptivo

Con la adopción masiva de teléfonos inteligentes y tabletas como método principal para acceder a Internet, el diseño receptivo se ha convertido en una parte esencial del diseño web. Al utilizar un diseño receptivo, puede asegurarse de que su sitio web se vea bien en cualquier dispositivo y brinde la mejor experiencia de usuario posible.

El equipo de desarrollo web de Contacto Marketing Digital ha trabajado arduamente para mantenerse a la vanguardia de las técnicas de diseño receptivo para que podamos crear hermosos sitios web que se mantengan agradables y fáciles de usar sin importar cómo los esté viendo. Para ver más de cerca lo que podemos hacer, solo eche un vistazo rápido a cómo nuestro sitio web ofrece una excelente experiencia de usuario en dispositivos móviles y computadoras de escritorio (y todo lo demás). ¡Llámenos para averiguar cómo podemos hacer lo mismo para su sitio web!

Por: Roger West

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.